Results tagged ‘ pabellon de la fama del deporte puertorriqueño ’

Carlos Baerga y Bernie Williams: Gran Honor en Puerto Rico

Boston Red Sox v New York Yankees

496791_display_image

Para cada atleta del terruño de la Isla del Encanto uno de los mayores sueños es ser reconocido como un inmortal en el Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño. Es el más alto honor que el deporte otorga a quienes bien lo sirvieron de forma nacional e internacional.

En una ceremonia en la ciudad de San Juan, Carlos Baerga y Bernie Williams fueron exaltados para la perpetuidad como parte de la clase del 2013 del salón borincano.

Ambos fueron en buen adjetivo de los grandes de Borinquen de la década de los 90’ y se unieron a otros 120 peloteros exaltados en años anteriores entre otros Roberto Alomar, Santos Alomar, padre, Luis ‘Tite’ Arroyo, John Candelaria, Orlando Cepeda, Roberto Clemente, Eduardo Figueroa, Juan ‘Igor’ González, Guillermo Hernández, Edgar Martínez, Felix Millán,  José ‘Palillo’ Santiago y Dickie Thon.

Para no olvidar, Carlos Baerga jugó 14 temporadas en las mayores pero sus más reconocidos en su carrera fueron en el uniforme de los Indios de Cleveland. Con esa franquicia fue líder del conjunto en hits en cuatro ocasiones, y entre 1992 y 1993 se convirtió en el primer intermedista desde Rogers Hornsby (1922) con temporadas consecutivas con al menos 200 hits, 20 cuadrangulares y 100 carreras impulsadas. En la camisola India participó en tres Juegos de Estrellas, ganó dos Bates de Plata y dos veces seleccionado por la prensa local de Cleveland como el Indio del Año.

En ocho temporadas en esa franela conectó para .299 de promedio, 104 jonrones y 565 remolcadas. Fue de tan distinción su trayectoria que este pasado verano en el mes de Junio fue exaltado al Salón de la Fama de los Indios de Cleveland. En el mismo se unió para la posteridad con el también boricua Santos Alomar Jr.

Por otro lado, Bernie Williams uno de los peloteros más queridos no solo en su Isla sinó en el Condado del Bronx fue exaltado por sus 16 temporadas con los Yankees de Nueva York.

Con los Bombarderos fué un cinco veces Todo-Estrella; ganó cuatro Guantes de Oro y un Bate de Plata. Fué campeón bate en 1998 de la Liga Americana y pieza clave en ocasiones multiples en las corridas de campeonato de sus Mulos conectando en series post-temporada para .275 de promedio con 22 jonrones y 80 carreras remolcadas. Vale que la más especial en su resumé fué en 1996 cuando fué escogido como el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato del circuito americano. En buenas palabras posiblemente junto al quisqueyano Manny Ramírez uno de los mejores latinos en post-temporada en la historia del béisbol mayor.

En compendio cerró su carrera con .297 de promedio, 287 vuelacercas, 2,336 indiscutibles, 1,366 carreras anotadas y 1,257 carreras impulsadas.

Por cierto, Bernie Williams tuvo también la dicha de vestir la camisa de Puerto Rico en los Clasicos Mundiales del 2006 y 2009 de Béisbol.

Despues del magno reconocimiento que le hizo el Pabellón de la Fama del del Deporte Puertorriqueño el próximo debe ser en la Ciudad de la Gran Manzana que sus Yankees retiren su número 51 de su uniforme para la eternidad.

Enhorabuena los aplausos para Carlos Baerga y Bernie Williams.

Luis Rodríguez Mayoral: Honor de Grandes Ligas Boricua

lrmtoronto91

Puede que nadie escriba de este señor del béisbol grande pero esta es de esas ocasiones que el corazón lleva a uno al teclado a reconocer alguien que honor con dignidad y respeto se merece y ese es Luis Rodríguez Mayoral.

En una ceremonia en San Juan, fue exaltada a la inmortalidad la Clase del 2013 del Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño. Entre atletas de renombre para aquellos asiduos del deporte del guante y el bate que siguen las mayores este año fueron reconocidos en su propia tierra Carlos Baerga y Bernie Williams. Puede que no tiró una pelota o le pegó a una de esas rectas de grande ligas en las mayores como ellos o como su “hijo” Juan ‘Igor ‘González pero su trayectoria como propulsor deportivo finalmente lo reconocieron en su propio patio.

Muchos dirán quien fue Luis. En mi caso antes de llegar a su extenso resumé fue el primero que me entregó profesionalmente un microfono y me dió esa anhelada oportunidad cuando uno es novel en estos menesteres de la crónica deportiva. Más adelante seguí muchos de sus consejos hasta que llegue a tener mis propios programas en la radio y televisión en Puerto Rico.

Despues tome otros rumbos de esos que dá la vida y siempre me acuerdo cuando se me dió la químera de trabajar en las Grandes Ligas con los Marlins de Florida de primera instancia me acordaba de sus palabras y sugerencias. Muchas que conservó y mantengó en mi cabeza que me han hecho continuar en estas tareas beisboleras hasta hoy día.

Cuando comenze mi carrera mucho enfatizaba en los boricuas en las Grandes Ligas pero segui sus pasos de la necesidad que existia de exaltar no solo el talento de Puerto Rico sino el de América Latina completa. En aquella época que comenze en la crónica deportiva solo Luis llevaba este legado con su Día del Pelotero Latinoamericano que por 25 años celebró en coordinación con las Grandes Ligas. Mucho que le “molestaba” para escuchar sus observaciones en la redacción del díario El Vocero donde dirigia Rai Garcia otro de mis inmortales en mi pabellón personal.

Desde aquellos tiempos llevó mediante el medio escrito tratando de llevar el mensaje de lo que bien llamo el propagar que se conozca y se continue enfatizando en el pasado, presente y en el futuro del poder latino en las Grandes Ligas.

Luis para los que no lo conocen entre puntos en su resumé es autor de varios libros de la vida de Roberto Clemente; fue Gerente General en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico y por años el hombre ancla de las comunicaciones de los Rangers de Texas.

Hacia mucho tiempo que no le veia personalmente y fue una gran alegria el verle en su gran momento de reconocimiento. Espero que la próxima que nos veamos sea en Pittsburgh, en Texas, Nueva York o donde el béisbol organizado te reconozca por tus labores que tan pocos conocen. Enhorabuena, Luis.

NOTA A LUIS……Momento de tertulia junto a grandes Minnie Miñoso, Orlando Cepeda y Victor Pellot Power en Toronto durante las festividades del Juego de Estrellas de 1991. El fotografo este tu amigo. Un abrazo.

Juan Gonzalez y Edgar Martínez: Hora de Honor !

 

Para cada atleta borinqueño uno de los mayores sueños es ser reconocido como un inmortal en el Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño. Es el más alto galardón que el deporte otorga a quienes bien lo sirvieron.

Este pasado domingo en una ceremonia en San Juan Juan “Igor” González y Edgar Martínez fueron exaltados como parte de la clase del 2012 del gran pabellón borincano.

Ambos grandes de Borinquen de la década de los 90’ se unieron a otros 120 peloteros exaltados para la eternidad uniendose entre otros a Roberto Alomar, Santos Alomar, padre, John Candelaria, Orlando Cepeda, Roberto Clemente, Eduardo Figueroa, Guillermo Hernández, Candido Maldonado, Guillermo Montañez, Jerry Morales, Tany Pérez y Dickie Thon.

Ambos formaron parte probablemente de la mejor camada  de peloteros que dió Puerto Rico en su historia.

Por un lado, González fué elegido el Jugador Más Valioso de la Liga Américana en dos ocasiones en 1996 y 1998; un seis veces Bate de Plata y tres Todo-Estrella. Fué el rey jonronero del circuito más joven en dos ocasiones (1992 y 1993) y en 1998 el líder en dobles y carreras impulsadas de la liga.

En 17 temporadas cerró con. 295 de promedio de bateo, 434 jonrones y 1,404 carreras empujadas. Al momento de retirarse era el líder en histórico entre boricuas en cuadrangulares y remolcadas pero sus marcas fueron superadas por el hoy también retirado Carlos Delgado.

Por otro lado, Martínez fué un hombre fiel por 18 campañas a los Marineros de Seattle que todavia hoy es su lider de todos los tiempos en un sín número de categorias ofensivas.

En su historial obtuvo dos títulos de bateo (1992 y 1995), fué siete veces un Todo Estrella, cinco veces ganador del Bate de Plata y en el 2004 le fué otorgado el Premio Roberto Clemente.

Su mejor temporada fué en 1995 arribando tercero en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Americana pero bien hay que hablar que fué el hombre que le dió una nueva definición de excelencia al rol de bateador designado. En sus días de jugador activo obtuvo en cinco ocasiones el premio del bateador designado del año en su circuito americano.

Fué su destreza en ese trabajo que hoy muchos le consideran el mejor bateador designado de todos los tiempos. El mismo béisbol organizado lo reconoció dandole su nombre a partir del 2005 al galardón del bateador designado del año.

Su persona es tan querida en Seattle que si usted camina por el lado sur del estadio Safeco Field usted está en el ‘Edgar Martinez Drive’.

Este venidero mes de febrero González se unirá a Martínez en el Salón de la Fama del Béisbol Latino en una ceremonia a celebrarse en La Romana en República Dominicana.

No hay duda que ambos fueron grandes pero después de estas exaltaciones podrá ser posible que escuche el mensaje la gente de Cooperstown.

Cada persona en este asunto tiene su versión. Soy de los que he escrito en innumerables ocasiones que el próximo boricua al Salón de la Fama antes de la futura exaltación de Iván Rodríguez lo debe ser Edgar Martínez. En el caso de González los números y reconocimientos estuvieron ahí pero por no conseguir el requerido cinco por ciento de las boletas solo el Comité de Veteranos podrá ver su caso en un futuro.

Enhorabuena los aplausos para Juan “Igor” González y Edgar Martínez.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 49 other followers