Carlos Delgado y Santos Alomar Jr. : Honor de Fama en Puerto Rico

3105500_crop_north sandyslide

Para cada atleta de la llamada Isla del Encanto uno de los mayores anhelos es ser nombrado en algún momento en sus vidas a la perennidad al Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño. Es el honor más prominente que el deporte otorga a quienes bien lo sirvieron de forma nacional e internacional.

Este año en su selección de aquellos que pasaron por el béisbol de las Grandes Ligas son dos grandes que le dieron alto nombre a su terruño y ellos son Carlos Delgado y Santitos Alomar Jr.. Ambos fueron grandes en esa camada boricua en los diamantes de la década de los 90’ en el béisbol mayor.

Para Santitos su exaltación será muy especial porque se unirá a su padre Santos y su hermano Roberto Alomar quienes fueron exaltados al gran pabellón en años anteriores. Para Carlos es otro peldaño para su resume en un año que entre otros fue exaltado al Pabellón de la Fama de la Serie del Caribe y el Pabellón de la Sala del Baseball de Canadá.

Para no olvidar, Carlos Delgado cerró su carrera de 17 temporadas con .280 de promedio con 473 cuadrangulares, 1,512 carreras impulsadas, 3.976 total de bases recorridas y 974 hits de extra-base jugadas con los Azulejos de Toronto, Marlins de Florida y los Mets de Nueva York.

Fue un dos veces Todo Estrella y entre galardones y reconocimientos recibió en el 2000 el Premio Hank Aaron y Jugador del Año en las Mayores por The Sporting News; el Premio Roberto Clemente en el 2006 y fue tres veces seleccionado como un Bate de Plata en la Liga Americana. Hoy día sigue su nombre vivo en Toronto como miembro de su Pabellón de la Excelencia y es líder de todos los tiempos en un sin número de categorías ofensivas de los Azulejos.

Por otro lado, Santos Alomar, hijo jugó 20 temporadas pero sus meas prominentes fueron sus 11 campañas en el uniforme de los Indios de Cleveland. En esa camisa fue nombrado Novato del Año de la Liga Americana; 6 veces Todo Estrella y sigue siendo mi opinión que si los Indios hubiesen vencido a los Marlins de Florida en aquella Serie Mundial del 1997 hubiese sido el merecedor del Jugador Más Valioso. En ese 1997 que fue de ensueño al menos se llevó para su hogar el reconocimiento de Jugador Más Valioso del juego de las Estrellas.

Para no preterir fue Guante de Oro en 1990 y para más no relegar su status en Cleveland es miembro de su Salón de la Fama y en el 2012 le dieron la responsabilidad de convertirse en el segundo borincano en propiedad en dirigir en las mayores. Hoy día Santos es miembro del grupo de coaches de los Indios.

Felicidades a ambos en su gran momento. Enhorabuena los aplausos para Carlos Delgado y Santos Alomar Jr..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: