Cuba y Puerto Rico: Dos Alas en la Historia del Beisbol

76754102

Hace muchos calendarios Lola Rodríguez de Tío escribió en un poema que Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas. En el mismo compusó que recibian flores o balas sobre un mismo corazón. Sí la poetisa hubiese conocido de béisbol quien sabe le hubiese añadido a su lírica.

Hace 20 años atrás algo que no se habia pensado desde 1961 fue realidad en la Isla del Encanto. En aquel año la práctica del béisbol profesional fue terminada por una resolución del gobierno de Fidel Castro y por ende su liga profesional.

Desde ese año sus peloteros solo competian en su llamada Serie Nacional y en eventos internacionales de tipo mundialista o juegos regionales. En la década de los 70’ y 80 mucho se discutió que se jugase una serie entre los dominantes conjuntos de Cuba contra los Yankees de Nueva York para demostrar quien era el verdadero rey del deporte en las Americas. Como en aquella época se hablaba de un encuentro en el ring entre Muhammad Ali y Teófilo Stevenson.

A finales de Noviembre de 1993 culminados los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Ponce algo que sonaba insólito e inaudito era un hecho realidad. Por vez primera en 22 años la selección cubana aceptó sín irse de tierra borincana medirse frente a un equipo de profesionales compuesto de jugadores de grandes ligas.

El Estadio Hiram Bithorn se abarrotó de seguidores del deporte para ver a sus locales Senadores de San Juan del béisbol profesional de Puerto Rico enfrentarse en una noche a la selección de Cuba.

Los Senadores con un conjunto que contaba entre otros los grandes liga del patio Carlos Baerga, Carlos Delgado y Edgar Martínez y realmente el partido terminó siendo un juegazo.

En el cierre del noveno acto la novena de San Juan estaba atras en el marcador 3 carreras por 2 en su propio diamante. Con un out en la pizarra, ante los envios del zurdo Omar Ajete, el guardabosque Ryan Thompson conectó de hit y seguidito al primer lanzamiento el receptor Javier López le conectó un lineazo por la banda izquierda de jonrón que le dió la victoria a su conjunto sanjuanero dejando en el terreno a la tropa cubana.

Aquella victoria espectacular fue grande para los boricuas que no habian visto en muchos años ver un equipo de Puerto Rico vencer a uno de Cuba pero más fué pie histórico. Seis años después dada ciertas realidades del momento políticas Cuba jugaria dos partidos de exhibición contra los Orioles de Baltimore.

Para muchos de estos tiempos ciertamente en ambos terruños son inolvidables su par de encuentros en el Clásico Mundial de Béisbol del 2006 que se escenificaron también en el Estadio Hiram Bithorn. Por cierto, el primero de esos dos encuentros en ese torneo fue la primera victoria de un equipo de Puerto Rico sobre uno cubano precisamente desde aquel contra la escuadra de los Senadores. La historia dicta que despues Cuba se desquitó y fue calce para arribar hasta la gran final de ese primer Clásico.

Puede que muchos hayan olvidado aquellos Senadores y aquella escuadra del terruño de José Martí pero recordar es vivir y no se deben borrar aquellos grandes momentos de que Cuba y Puerto Rico son dos alas en la historia del béisbol.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 47 other followers

%d bloggers like this: