Los Piratas de Pittsburgh Sobrevivirán Septiembre ?


A menos que ocurra una acatumbe de esas que pasan de vez en vez en el béisbol mayor podemos decir a estas fechas que  los Rojos de Cincinnati y los Nacionales de Washington deben ser dos de los cinco conjuntos que están asegurados a series post-temporada en la Liga Nacional.

Sí restamos los otros tres debe ser uno de ellos el banderilero de la división oeste y los otros dos los ‘wild card’. En este momento en esa posición de lucha están los Gigantes de San Francisco, Dodgers de Los Angeles, Bravos de Atlanta, Cardenales de San Luis y los Piratas de Pittsburgh. Entre Gigantes y Dodgers uno de los dos se quedará con el gallardete del oeste y al paso que ambos van seria injusto decir cual es el favorito.

De todos los antes mencionados la mayor sorpresa del grupo son los Bucaneros de la ciudad acerera.

Para principios de temporada muchos entendian que los Piratas iban estar una vez más compartiendo el sotano  de su división central con los Astros de Houston. Esta campaña se creia iba ser una más en su hilo de 18 temporadas que es la racha negativa actual más larga de cualquier franquicia en el deporte profesional norteamericano. La franquicia de los Piratas no conoce desde 1992 lo que es una post-temporada.

Una organización que se le reconoce por Roberto Clemente, Willie Stargell y precisamente esos de 1990 a 1992 que ganaron tres banderines bajo Jim Leyland y guste su nombre o no por un señor llamado Barry Bonds tiene unos protagonistas este año que se han dado a conocer por primera vez a nivel nacional y de que forma.

Su jardinero central Andrew McCutchen es su mejor carta y todo lo ha hecho tan bien que a estas fechas es un gran favorito para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y muy probable sea al final de campaña tanto un Bate de Plata como un Guante de Oro.

A McCutchen hay que añadirle entre otros los pocos conocidos Garrett Jones, Neil Walker y el quisqueyano Pedro Alvárez quienes son letales con sus maderos. A estos hay que añadirle su buen grupo de pitcheo y su cerrador Joel Hanrahan que va en buen pos de finalizar la campaña como el cerrador del año en su circuito nacional.

Todos estos distintivos de esta temporada también están haciendo de su manda más Clint Hurdle un fuerte candidato junto a Davey Johnson de los Nacionales para Dirigente del Año de la Liga Nacional.

Muchos críticos del béisbol han comparado estos corsarios con los Rays de Tampa Bay del 2008 que con un personal que solo eran conocidos en la Florida llegaron hasta la Serie Mundial.

Hay que reconocer que una escuadra Pirata no jugaba para estas fechas para más de .500 de promedio en ganados y perdidos desde el 2004. Sí seguirán siendo hasta final de temporada la novena cenicienta del béisbol eso solo el tiempo nos lo dirá. Al menos en el PNC Park hasta principios de Octubre se escuchará con gran sonoro Let Go Bucs !

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 53 other followers

%d bloggers like this: