Ozzie Guillén y sus Tiempos del Cólera en Miami

La temporada 2012 de las Grandes Ligas está a semana y media de acción y todos los ojos están puestos en el Marlins Park en Miami. Es el regreso de Ozzie Guillén tras cumplir una suspensión de cinco partidos.

El dirigente venezolano se reintegró a su novena tras cumplir una penalidad impuesta por su propio equipo quien lo castigó por elogiar a Fidel Castro en declaraciones publicadas por la revista Time que indignó la fuerte comunidad cubano-americana de la ciudad miamense.

Hay un sín número de columnas escritas sobre este tema sí será reivindicado o no por la aficíón de los Marlins pero de lo que conozco de Miami la novela de Ozzie continuará por un tiempo en especial esta semana.  En estos mismos dias del mes de abril en 1961 fué aquella fallida invasión de Bahia de Cochinos donde tantos cubanos que sobrevivieron esa misión muchos precisamente hoy día residen en esa area llamada La Pequeña Habana.

Olvidese de libertad de expresión y todos esos derechos constitucionales. Sí usted tiene sesos no es el lugar ni el momento y bien gracias para el que en esa ocasión no le dió por hablar bien también de Hugo Chavez. Los venezolanos en Miami le hubiesen caido encima en grande y sín perdón.

Guillén ante una manada de periodistas de esas vistas en Juegos de Estrellas o Series Mundiales dejó saber que está arrepentido por sus palabras y que en diez años dirá las mismas palabras que salieron de su boca el día de sus suspensión volviendo a retractarse de sus citas. Ahora cada cual piense lo que piense pero tal como dijo el buen amigo Cookie Rojas –ex-grandes liga y comentarista en español de televisión de los Marlins– es hora de jugar pelota.

Para Guillén la tarea no está nada de facil y ya no estamos de sus dilemas de relaciones públicas. El piloto estará regresando a una novena que está en último lugar en la tabla de posiciones de su división del este. Sus Marlins están entre las cuatro últimas como equipo en promedio de bateo y en carreras anotadas en su Liga Nacional; su pitcheo no es de lo mejor y su fildeo da poco hablar bien.

A la ofensiva sí no fuese por el sorpresivo Omar Infante y ayuda de Emilio Bonifacio quien sabe donde estarian en este momento. Al menos Hanley Ramírez luce haber despertado este pasado fín de semana. Por todos los demás maderos esta novena necesita una alarma inmediata para desadormecerse y comenzar a producir. Más aún de un equipo que en papel muchos esperan sea de post-temporada.

En realidad el comienzo de los latinoamericanos está campaña hasta estas lineas ha sido una bastante lenta. En el circuito nacional además del Marlin Infante son solo de destaque un puñado de jugadores. En la ofensiva hay que destacar los nombres de Starlin Castro de los Cachorros de Chicago y el duo de Carlos Beltrán y Yadier Molina de los Cardenales de San Luis.

En la Liga Americana en estos momentos sobresalen de mayor destaque los nombres de David Ortiz de los Medias Rojas de Boston y Carlos Peña de los Rays de Tampa Bay. En cuanto a brazos se refiere es en esta liga que han arrancado de lideres en juegos salvados Fernando Rodney de los Rays y el novel Hector Santiago de los Medias Blancas de Chicago.

Esperamos que mejoren los tiempos. En especial ver donde terminarán los amores entre  Guillén, la gerencia de los Marlins y sus aficionados. El tiempo dirá.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 49 other followers

%d bloggers like this: